Como parte del proceso de inmersión inicial en el tema para mi concept paper, el Dr. Vantaggiato me refirió la lectura del NMC Horizon Report Preview 2018: Edición de Educación Superior que presenta el resumen de los temas que se detallarán en la edición completa del informe. La investigación está basada en la experiencia de un grupo voluntario internacionales de 71 expertos en educación y tecnología que comparten la opinión del impacto significativo que tendrá en la educación superior cada uno de los temas incluidos en los próximos cinco años. Los 18 temas sintetizados en la vista previa están divididos en seis tendencias claves, seis desafíos significativos y seis desarrollos importantes en tecnología educativa.

Las tendencias que aceleran la adopción de la tecnología en la educación superior incluyen a largo plazo (cinco años o más) el avance de culturas de innovación y la colaboración interinstitucional e intersectorial; a mediano plazo (tres a cinco años) la proliferación de recursos abiertos y el surgimiento de nuevas formas de estudios interdisciplinarios; y a corto plazo (uno a dos años) el enfoque creciente en medir el aprendizaje y el rediseño de espacios de aprendizaje.

Los desafíos que impiden la adopción de la tecnología en la educación superior se dividen en solucionables, que incluyen experiencias auténticas de aprendizaje y mejoras a la alfabetización digital, difíciles, que incluyen adaptar diseños organizacionales al futuro del trabajo y avanzar la equidad digital, y muy difíciles, que incluyen presiones económicas y políticas y repensar los roles de los educadores.

Por último, los desarrollos importantes en tecnología educativa para educación superior se dividen en sus tiempos de adopción. En un año o menos se adoptarán tecnologías de análisis y Makerspaces. En dos a tres años tendremos tecnologías de aprendizaje adaptativo e inteligencia artificial. En cuatro a cinco años esperamos la realidad mixta y la robótica.

Aunque la vista previa del informe no presenta el debate por el panel de expertos ni las implicaciones, me pregunto ¿qué impacto, si alguno, tienen estos planteamientos para la educación superior en Puerto Rico?

Las estadísticas de educación superior del año académico 2016-2017, publicadas por el Consejo de Educación de Puerto Rico, establecen que la matrícula de los estudiantes de nivel superior ha disminuido un promedio de más de 3,800 estudiantes por año y se prevé que esta tendencia continúe en los próximos años. Según el estudio, esta disminución podría traer consecuencias de impacto económico, social, científico y cultural que deben mirarse profundamente. Una de las más preocupantes, a mi juicio, es la posible escasez de profesionales disponibles en Puerto Rico (Rey, 2017). Ahora bien, ¿cómo alineamos esta realidad con los retos que nos presenta el informe Horizon? ¿Qué rol juega la educación abierta y conectada en este proceso? ¿Cuáles son sus implicaciones para las instituciones de educación superior en Puerto Rico?

Seguiremos investigando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s